Este martes, durante la XX Cumbre del ALBA-TCP, que se lleva a cabo en La Habana-Cuba, Nicolás Maduro cuestionó las acciones que se han tomado a partir de la aparición de nuevas variantes del coronavirus y se preguntó si estas cepas son usadas para el beneficio de «los poderes del capitalismo mundial».

«Uno a veces se pregunta, ¿será que están utilizando algunas de las variantes (del coronavirus) para alarmar más de la cuenta al mundo? ¿Será que los poderes del capitalismo mundial y los medios de comunicación y los laboratorios poderosos del mundo utilizan a veces unas variantes o algunas circunstancias del coronavirus para aumentar sus ganancias, para manipular la opinión pública, para manipular los precios de algunos commodities, entre ellos el petróleo?», enfatizó.

Luego de ello, dijo que, de acuerdo con las investigaciones científicas, se ha descubierto que se trata de una cepa que «pareciera más contagiosa, pero no más letal» que la que ya se han conocido y enfrentado previamente.

Igualmente, instó a realizar mayores esfuerzos para concretar una agenda de desarrollo económico común para los países ALBA.

“Una vez un economista del mundo nos dijo que el Banco del Alba es un Ferrari metido en un estacionamiento y así lo creo, pero además tenemos el Consejo Monetario del Alba y la moneda del Sucre que puede actualizarse y darle un carácter virtual hoy con los avances que existen, una moneda común”, explicó.

En otro momento de su intervención, Maduro denunció las sanciones económicas y lo que denominó como “campañas desestabilizadoras” por parte de EE. UU. contra algunos países miembros de la Alianza como Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Cuba. 

LB/ EL UNIVERSAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.