El ministro de Comunicación de Maduro, Freddy Ñáñez, aseguró que la explosión del Poliducto de Oriente, en el estado Anzoátegui fue un «nuevo sabotaje» contra la petrolera estatal Pdvsa.

En un documento compartido por las redes sociales, califican el suceso como provocado y una «acción criminal» de la extrema derecha apoyados por el «imperialismo norteamericano».

«Buscan atender y boicotear los importantes avances que se ha conseguido dentro del nuevo sistema de producción, distribución y comercialización de combustibles en todo el país», señala el texto.

Por último, aseguraron que se han desplegado los equipos necesarios para atender el siniestro y restablecer las operaciones de esta infraestructura y evitar interrupciones del servicio de distribución del servicio.

Un joven de 28 años de edad, murió en horas del mediodía de este miércoles producto de las quemaduras de segundo y tercer grado en el 60% de su cuerpo, tras la explosión en una línea de combustible. De acuerdo a las autoridades, el joven es la única persona que sufrió lesiones tras el siniestro que alarmó a la colectividad en general.

LB/EL NACIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.