Crisbelis de Jesús Sarmiento, fue hallada muerta en una vivienda ubicada en San Diego, zona rural de Puerto La Cruz, municipio Juan Antonio Sotillo de Anzoátegui.

De manera extraoficial se conoció que la muchacha recibió dos puñaladas en el cuello, una de ellas profunda, un par más en el intercostal derecho, dos en la parte derecha de la cabeza, una en la mandíbula y en la mano izquierda tenía una cortada que hace presumir a los forenses que forcejeó con su asesino.

La joven, fue vista por última vez el 9 de abril en un local nocturno de la ciudad porteña. A través de las redes sociales se difundió en días pasados una foto en la que se reportaba como desaparecida, solicitando información sobre su paradero.

El cuerpo fue enterrado en el patio de la casa de Alejandro Ferrer, quién se encuentra detenido como sospechoso de la desaparición de la víctima de 22 años.

La madre de Crisbelis, Jazmín Guilarte, indicó a los medios de comunicación que no conocían al individuo. No obstante, en las averiguaciones se enteró que ambos habían hablado por Facebook y quedaron en conocerse en Mojitos Beach, local nocturno ubicado en Puerto La Cruz.

Los familiares se movilizaron hasta los organismos policiales para denunciar el hecho. La notificación, además, fue presentada ante el alcalde Nelson Moreno, para iniciar las investigaciones y búsquedas respectivas.

Este lunes, los deudos y amigos se concentraron en la sede de los Tribunales en Barcelona, para pedir justicia y que se procese al presunto señalado como autor del crimen.

Fuente: MT / La Patilla / El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.