El producto interno bruto de Venezuela crecerá un 20% este año, ya que el aumento de la producción de petróleo impulsa un espectacular repunte de una economía que se hundía hace solo dos años, dijo el miércoles Credit Suisse Group AG.

El banco revisó su previsión para la producción económica de 2022 frente al 4,5% anterior, mientras que proyectó que el producto interno bruto se expandirá un 8% adicional en 2023, por encima de su estimación anterior del 3%.

“¡No son errores tipográficos! Si somos certeros, estas podrían terminar siendo unas de las cifras de crecimiento más fuertes a nivel mundial para estos años”, escribió el economista Alberto Rojas en una nota de investigación publicada el miércoles.

“Sin embargo, queremos ser claros, las altas cifras de crecimiento no deberían sorprender después de que la economía venezolana tocó fondo en 2020”.

Credit Suisse agregó que la recaudación de impuestos en términos de dólares este año podría expandirse más del 40%, las importaciones podrían crecer más del 15% y que Venezuela registrará un superávit en cuenta corriente de alrededor de US$4.000 millones.

También redujo su proyección de inflación general anual para fin de año al 70%, frente a una estimación anterior de 150%.

La invasión rusa a Ucrania, probablemente provocará una “recomposición” en el suministro mundial de petróleo, lo que apoyará los esfuerzos para llegar a una resolución de la crisis venezolana.

El contexto está preparado para que el régimen de Nicolás Maduro, “encuentre un terreno común” con Estados Unidos y tal vez reconsidere los vínculos de su país con una Rusia “cada vez más marginada”.

“En este momento, el señor Maduro debería tener en cuenta que las ideologías no pagan las cuentas”, escribió Rojas.

MT / Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.