Las autoridades francesas han movilizado a más de 6.800 policías y soldados para garantizar la seguridad de la final de la Champions League que enfrentará este sábado al Liverpool y al Real Madrid en el Stade de France, en Saint-Denis (al norte de París).

Para ello, se han establecido medidas restrictivas de circulación y estacionamiento en las zonas cercanas al estadio y en las zonas de aficionados ubicadas en las inmediaciones del estadio en Saint-Denis para los seguidores del Real Madrid, y en el distrito 12 de París para los del Liverpool, indicó la prefectura de Policía de la región parisina en un comunicado.

La Policía activará desde las 12 del sábado un perímetro de seguridad alrededor del Estadio de Francia que sólo podrán atravesar personas que dispongan de una entrada para el encuentro, vecinos de la zona y personas con motivos legítimos familiares o profesionales.

La zona habilitada para los seguidores del Real Madrid estará en el parque de la Legión de Honor, en Saint-Denis, y a ella podrán entrar 6.000 aficionados blancos con entrada hasta las 18 (hora local).

A partir de esa hora, se recomienda poner rumbo al estadio y después solo podrán acceder los habitantes inscritos en la ciudad de Saint-Denis.

La zona habilitada para los aficionados del Liverpool estará en el bulevar Cours de Vincennes, en el este de París, y está previsto que podrán acudir hasta 44.000 espectadores que no dispongan de entrada.

Las autoridades recomiendan que los seguidores británicos que tengan entrada acudan directamente al estadio. Ambas zonas contarán con animación y estará permitido comer y beber en ellas, aclara la prefectura.

No estará permitido beber en el perímetro establecido alrededor del estadio. No obstante, sí se podrán consumir bebidas alcohólicas en el interior del recinto. Por último, la prefectura indica que el sector que rodea a la avenida de los Campos Elíseos en París no estará accesible ni para los aficionados españoles, ni para los ingleses desde este jueves 26 de mayo hasta el domingo 29 de mayo a las 18 (6 p.m.). A festejar o a penar a sus casas.

(MT/AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.