La Casa Blanca anunció este jueves que está tomando medidas para aliviar la crisis derivada de la escasez de fórmulas para bebés, que se está agravando en EE.UU.

Según el comunicado, el presidente estadounidense, Joe Biden, mantuvo conversaciones con los directores generales de los fabricantes y minoristas del producto, incluidos WalmartTarget y Gerber, en relación con este asunto. 

Biden «ordenó a su Administración que trabaje urgentemente para garantizar que […] las fórmulas para bebés sean seguras y estén disponibles para las familias de todo el país», aseguraron desde el organismo. 

El texto señala que las autoridades han venido tomando medidas después de que Abbott Nutrition, productor principal de fórmulas para bebés en el país, retirara varias líneas del producto debido a «la preocupación por la contaminación bacteriana»

Asimismo, la Administración Biden anunció varias medidas adicionales para contrarrestar la crisis. Uno de los pasos consiste en «reducir la burocracia para que las fórmulas para bebés lleguen antes a las tiendas». Además, se sugirió aumentar las importaciones del producto.

Entre otras cosas, la Casa Blanca instó a la Comisión Federal de Comercio del país y a los fiscales generales de estados a «reprimir todo tipo de prácticas desleales de mercado o de precios abusivos en relación con la venta de fórmulas para bebés». 

La escasez de este producto está alcanzando niveles alarmantes en EE.UU., en medio de la creciente inflación que se ha registrado en el país norteamericano en el primer trimestre de este año.

Según un estudio de Datasembly, citado por CBS, la fórmula más vendida estaba agotada en más del 40 % de las 11.000 tiendas estadounidenses revisadas durante la semana que finalizó el 24 de abril. 

La conjunción del cierre cautelar de los laboratorios y la continuada interrupción en las cadenas de suministro que también se acarrea desde 2021 convierte el déficit en una tormenta perfecta.

MT/EL PAÍS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.