La policía tomó una «decisión errónea» al no entrar antes en la escuela de Uvalde donde el martes un joven armado mató a 19 niños y dos maestras antes de refugiarse en un aula, reflexionó el viernes el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw.

«Desde el beneficio de la retrospectiva (…) fue una decisión errónea, y punto», dijo McCraw en una tensa conferencia de prensa.

«Si yo creyera que esto pudiera ayudar, me disculparía», dijo, muy conmovido.
Diecinueve agentes esperaron en el lugar de los hechos a una unidad de la Patrulla Fronteriza aproximadamente una hora después de que el pistolero, Salvador Ramos, de 18 años, entrara en el edificio el martes.

Presionado por los periodistas para que explicara el retraso, que ha sido objeto de críticas, el funcionario dijo que la policía pensaba que «podría no haber ningún superviviente».

Sin embargo, la policía recibió numerosas llamadas de varias personas en las dos aulas afectadas, incluida una de un estudiante a las 12H16 locales, 34 minutos antes de que la policía respondiera a las 12H50, en la que informaba que «entre ocho y nueve estudiantes estaban vivos», dijo McCraw.

En una de sus primeras llamadas, este estudiante, que también informó que había varios muertos, pidió: «Por favor, envíen a la policía ya».

MT / AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.