Las personas infectadas con la viruela del mono deben evitar toda interacción con sus mascotas, sobre todo si son roedores, y los contactos estrechos minimizarlos al máximo, recomienda los ministerios de Sanidad y de Agricultura, Pesca y Alimentación de España tras el aumento de los casos del virus en el mundo.

Los expertos recomiendan que las personas infectadas con la viruela del mono eviten todo contacto con mamíferos domésticos, en particular con roedores (ratones, ratas, hámsters, gerbos, cobayas, ardillas, entre otros), debido a la posibilidad de transmisión persona-animal durante el periodo máximo de transmisibilidad del virus, es decir, desde el inicio de síntomas hasta su desaparición completa y de las lesiones cutáneas.

Explican que tienen que abandonar hábitos como abrazar o besar a las mascotas, o compartir comida con ellas, así como también deben lavarse las manos antes y después de interactuar con los peludos, llevar mascarilla durante la estancia en las áreas compartidas dentro del domicilio afectado y mantener un alto nivel de higiene general en el hogar con limpieza frecuente de superficies y suelos.

Por su parte, los animales que hayan estado en contacto estrecho con casos humanos confirmados deberán permanecer en aislamiento durante el periodo máximo de incubación de la enfermedad, un mínimo de 21 días, a contar desde su último contacto con la persona enferma o desde que se haya producido su curación.

Sugieren que el aislamiento se lleve a cabo en el domicilio de la persona infectada de forma que se garantice un adecuado nivel de bioseguridad que evite la liberación accidental del animal fuera del domicilio, así como el bienestar animal y el menor manejo necesario posible por la persona infectada en todo momento.

En el documento agrega que si son perros podrían sacarse en caso necesario en períodos lo más cortos posibles con correa, bozal y evitando el contacto con otros animales.


MT/EL INDEPENDIENTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.