La procesión fúnebre de Isabel II avanzó este lunes por el centro de Londres tras el funeral de Estado en la Abadía de Westminster, que ha sido catalogado como “el funeral del siglo” y que se celebró con absoluta solemnidad para honrar a la reina, fallecida el 8 de septiembre a los 96 años.

La Real Policía Montada de Canadá encabezó la marcha del cortejo. Tras escucharse el himno nacional –“Dios salve al Rey”-, con que concluyó el servicio religioso, el ataúd de la soberana, colocado sobre una cureña de la Marina, fue tirado por más de cien marineros al son de las gaitas de regimientos escoceses e irlandeses, que llevaban sus coloridos trajes ceremoniales.

El féretro abandonó el templo a las 12.15 (11.15 GMT), mientras el Big Ben, la célebre campana de la torre del palacio de Westminster, sonó a intervalos de un minuto durante la procesión. A las 13:25 la soberana llegó al arco de Wellington, cerca de Hyde Park. Cinco minutos después, el féretro fue introducido en un coche fúnebre para trasladarlo al Castillo de Windsor.

En esta marcha también desfilaron miembros de las fuerzas armadas del Reino Unido y países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth), representantes de la policía británica y del servicio de salud pública (NHS, en inglés).

Carlos III caminó junto con otros miembros de la familia real, mientras que la reina consorte, Camila, la princesa de Gales, Catalina, y la duquesa de Sussex, Meghan, siguieron el cortejo en coche. Reinó un ambiente de profundo silencio.

Una vez en Windsor, se dirigirá a la Capilla San Jorge, donde se celebrará otro oficio religioso con 800 invitados, incluidos empleados del castillo.

En una última ceremonia privada reservada a los familiares más cercanos, la reina será enterrada en el «Memorial Jorge VI», donde reposan sus padres y su hermana Margarita. Los restos de su esposo, el príncipe Felipe, serán enterrados junto a ella, trasladándolos de la cripta real, donde reposan desde su muerte en abril de 2021 con casi 100 años.

(MT | DW | Agencias)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.