Argentina registró una inflación de 7 % en agosto respecto del mes anterior, y acumula 78,5 % interanual, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De acuerdo al organismo, que está a cargo de elaborar el índice de precios al consumidor (IPC), en los primeros ocho meses de 2022 la inflación acumuló un incremento del 56,4 %.

El informe indica que el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas (7,1 %) aportó la mayor incidencia sobre la variación mensual en todas las regiones del país.

Otras subas importantes se dieron en indumentaria (9,9 %) y en transporte (6,8 %).

El dato de agosto muestra que, a pesar de las medidas implementadas por el Gobierno de Alberto Fernández, casi no hubo variación respecto al mes anterior, ya que en julio la inflación fue de 7,4 %, el valor más alto desde 2002.

Si bien la inflación es un problema que impacta a nivel global desde que se desató el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania por la escalada de precios de los alimentos y el combustible, Argentina arrastra una constante inestabilidad de precios desde hace más de una década.

Hasta ahora, ninguna de las gestiones de Gobierno que actuaron en ese período han podido contenerla.

La persistente variación del valor del dólar respecto al peso argentino aporta un clima inestable que propicia la fluctuación de precios.

En marzo, el gobierno declaró la «guerra» contra la inflación y convocó a representantes de los sectores productivos, empresarios, trabajadores y de la sociedad civil a una «mesa de acuerdo», pero hasta el momento, los resultados no se han visto reflejados.

MT/AGENCIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.