Spotify, el número uno mundial del streaming, anunció el lunes la supresión de unos 1.500 puestos de trabajo, alrededor de 17% de su plantilla, para reducir costos.

Se trata de la tercera ola de recortes de personal. El grupo sueco ya había anunciado en enero la supresión de 600 empleos y otros 200 en junio en su división de podcasts.

Las medidas forman parte de la ola de despidos en el sector tecnológico desde principios de 2023, en gigantes estadounidenses como Meta, Alphabet o Amazon, también conocidas como las BigTech.

«Soy consciente de que para muchos una reducción de esta magnitud puede parecer sorprendente dado el reciente informe positivo sobre los beneficios y nuestro resultados», escribió el presidente ejecutivo Daniel Ek en una carta a los empleados consultada por AFP.

En el tercer trimestre, el grupo registró un beneficio neto excepcional de 65 millones de euros (unos 70 millones de dólares), frente a los 166 millones del año anterior. Esto en el contexto de un aumento de 26% en el número de sus usuarios activos hasta 574 millones.

Según Spotify, la supresión de puestos supondrá cargas de entre 130 y 145 millones de euros (entre 146 y 157 millones de dólares) en el cuarto trimestre, principalmente por los pagos relacionados con indemnizaciones por despido.

«A pesar de nuestros esfuerzos por reducir costos el año pasado, nuestra estructura de costos para lograr nuestros objetivos sigue siendo demasiado grande», agregó Ek.

Spotify no ha dejado de invertir desde su lanzamiento en 2006 para impulsar su crecimiento expandiéndose a nuevos mercados y luego ofreciendo contenido exclusivo, como podcasts, en los que ha invertido más de mil millones de dólares.

(MT/El Nacional)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *